domingo, 21 de febrero de 2016

Un libro de un autor poco conocido

Esta categoria en general está complicada porque la fama es abstracta. Quizá el autor más famoso para mí, no signifique nada para muchas personas y viceversa. Por eso cambié el "autor no famoso" por "autor poco conocido". En este caso Antonio Malpica, ninguno de mis conocidos sabe quién y yo a penas supe de él el mes pasado. Así que queda perfecto para esta categoría.

#MásGORDOelamor

Últimamente he recordado la secundaria con mucha nostalgia. Y leer esta novela fue como volver a tener catorce años y estar esperanzada y asustada sobre todo lo que se avecina.
Tenía el libro desde hace un par de semanas, pero no encontraba el momento perfecto para leerlo, no sabía cuánto me iba a tardar y no quería comenzarlo y después dejarlo abandonado a causa de mis prioridades. Así que aprovechando el catarro y el día entero en la cama decidí que era hora de leerlo. 

Sinopsis: Ella tenía quince años. Él también. Y se amaban (ejem) con locura… pero el destino a veces es cruel. Y la fortuna siempre hace de las suya. Ahora, muchos años después, la suerte les ha puesto los ojos encima. Casa, vestido y sustento no importan. Ni distancia alguna que los separe. No hace falta salud ni dinero. Encontrarla es lo único que importa.

No sé cómo comenzar, no sé que decir, ninguna palabra podrá describir la manera exacta en que esta novela me hizo sentir. Quizá suene muy cursi, de hecho lo es, pero no me importa porque de alguna manera está en todo con la historia.
La historia es de Simón, Simón que nunca soñó en grande, Simón que pide muchas cosas porque sabe que lo que de verdad importa viene en cosas pequeñas. Simón que se enamoró a los quince años y a pesar de terminar con el corazón roto nunca dejó de creer. Simón que parece conformista, pero al final es el más valiente, pocos se atreverían a mandar todo a la chingada y buscar su felicidad. Simón lo hizo, y de eso se trata la novela.
No quiero dar muchos spoilers, así que sólo cosas generales.
Simón siente que su vida ya no tiene sentido. No hay nada que pueda suceder para que eso cambie. A pesar de que nunca soñó en grande, sus deseos no se hicieron realidad, estaba ahí, en una casa en la que no quería estar y con muebles y objetos que lo tenían atrapado en el pasado, en los recuerdos. Lo mejor era dejar de existir.
Pero a las personas como él las cosas nunca les salen como quieren. Algo ocurrió y puso su mundo de cabeza, había algo que podría hacer que su vida tuviera sentido: ella. Al reencontrarse con su primer amor no sólo cambiaría el rumbo de su vida, sino también la vida de sus amigos.
Encontrarla fue como buscar una aguja en un pajar, o peor, ya que mientras él hacia La Búsqueda, había un grupo de personas mofándose/aprovechándose de su situación. Lo hicieron tan molesto que no me hubiera sorprendido en absoluto que claudicara. De hecho, lo esperaba.
Hubo momentos en los que me sentí muy frustrada con las decisiones de Simón, tenía miedo por él. EL único motivo que tenía para vivir era encontrarla ¿qué pasaría cuando lo hiciera? ¿volvería a la rutina gris llena de miseria?

El final me gustó muchísimo, cuando la historia se acercaba al desenlace ésta fue una de las opciones que pasaron por mi cabeza. Fue bonito, el final que Simón se merecía y yo también. Quizá escriba en el buscador de Facebook el nombre de cierto chico con el que hice muchas promesas no realizadas porque las vacaciones de verano y cambios en las escuela no dejaron cumplir.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario