jueves, 31 de marzo de 2016

Horóscopo literario

Yeah! Yeah!

Quería hacer algo diferente, que no sólo fueran reseñas de libros. Así que les traigo un horóscopo literario, no se trata de qué libros debes leer según tu signo, más bien tomé un libro al azar de mi estantería, lo abrí al azar y la primera oración que vi es ese el horóscopo. Algunos no tendrán mucho sentido, pero ¿cuándo los horóscopos han tenido sentido?

Para esta edición tomé Kitchen de Banana Yoshimoto.

Aries: Ha sido en defensa propia, así estamos en paz ¿no?

Tauro: De inmediato comprendí que había metido la pata.

Géminis: Tú no has hecho nada malo, en absoluto.

Cáncer: Sentí como si todo, ante mí, fuera blanquísimo. 

Leo: Quiero que se me ponga la piel bonita bebiendo zumos naturales.

Virgo: Dejando mis defectos aparte, por un momento sentí antipatía por él.

Libra: Aún pensaba que no tardaría en decirme que era una broma.

Escorpio: Bajo el cielo azul transparente de invierno, pensé que ya no podría soportarlo más.

Sagitario: "Ya soy adulta". Y las chicas del bar se rieron.

Capricornio: Ahora no puedo entrometerme en sus asuntos.

Acuario: Aquella repentina claridad me deslumbró.

Piscis: Yo pensé en esa baja probabilidad impredecible. 

jueves, 24 de marzo de 2016

Un libro que no hayas leído desde hace cinco años

Un libro que no hayas leído desde hace cinco años: Tres metros sobre el cielo.
En Roma, como en cualquier otra ciudad del mundo, los adolescentes quieren volar, buscan caminar “tres metros sobre el cielo”. Las chicas como Babi se esperan en sus estudios, hablan del último grito en moda y se preparan para encontrar el amor de sus vidas; los chicos como Step prefieren la velocidad, la violencia, el riesgo y la camaradería de las bandas, pero todos ellos se implican en la vida como si cada segundo fuera el último. Pertenecen a mundos distintos, desean cosas distintas, pero tienen algo en común: el amor que les hará flotar y sostenerse, el amor que les hará encontrarse y cambiar: ellas se volverán más salvajes; ellos más tiernos. Mientras, allí abajo, la vida real ya les reclama.



La primera vez que leí este libro, lo leí en un pdf mal editado, estaba tan emocionada que no me importó. Tenía 17 años y estada lista y dispuesta a enamorarme. En esta ocasión lo leí en un libro con una edición muy bonita, que compré tiempo después de haberlo leído la primera vez. Nunca lo había leído porque siempre tuve la historia muy fresca y tenía miedo de algunas cosas que sucedían. Así que aproveché para hacerlo mío de una vez.
Es la historia de Babi y Step. Dos personas completamente diferentes, de mundos opuestos que se encuentran, se conocen y se enamoran. No es la típica historia donde chica buena conoce a chico malo, se odian pero no pueden evitar atraerse y terminan enamorados. Hay cosas externas que motivan la cercanía, que les obliga a pasar tiempo juntos y a enamorarse.
La primera vez que lo leí, todo me pareció perfecto, todo era increíble y sería imposible que cualquier otra historia superara a ésta. Sin embargo, en esta ocasión, ya sin añoranza del primer amor y de chicos malos en chamarras de cuero, me pareció que la historia tardaba en empezar. Tiene un montón de cosas que parecen de relleno, explicaciones que no hacen falta. Hubiera sido mejor que todas esas páginas fueran usadas para hablar más de su relación, ya que cuando por fin están juntos. Las cosas pasan muy rápido y el narrador no ahonda en ellas, simplemente son mencionadas de pasada. Eso hace que su relación se sienta efímera, que pasó en un sollozo y que no hubo muchos momentos felices, sólo problemas, que eran presentados detalladamente.
Babi es la chica más complicada de toda Italia. Su mundo es descrito como perfecto hasta que llega Step a su vida, luego cuando ya no tienen nada que ver, la perfección regresa. Es una chica valiente que no tiene miedo a quejarse cuando algo le molesta o actuar cuando algo no está ocurriendo de la manera correcta. Sin embargo, para la cuestión más importante, que sería su relación con Step, no mira desde otras perspectivas, siempre desde la suya, de lo bueno y lo malo, lo negro y lo blanco. Ella decía que estaba haciendo un esfuerzo por comprender todo lo que su novio traía detrás, sin embargo eran cosas que estaban más allá de su alcance y nunca comprendió. Step no era el chico para ella y punto. Ella no era la chica para Step, mejor dicho.
Step es una persona complicada, vive la vida a 120km/h porque así no hay manera de que las cosas le afecten. Cuando conoce a Babi comienza a enfrenar, a ver la vida de otra manera y acarrea más malos momentos que buenos. Hizo todo lo que estuvo en sus manos para que Babi fuera feliz, sin embargo nada era lo suficiente bueno para que ella pusiera su amor sobre todas las cosas.

Step sufrió muchísimo, aprendió muchísimo y yo con él. Nos dan un nuevo panorama sobre el amor, el dolor y la amistad. Yo recomiendo muchísimo este libro porque además está narrado de una manera muy bonita y las traducciones son buenas. Léanlo y dense la oportunidad de estar a tres metros sobre el cielo.